Paco Ventura, dos décadas dando vida a animales con esencia propia

Más de 2.000 piezas han salido de su taller de Tarazona para acabar en lugares de toda la geografía nacional 

El escultor turiasonense Paco Ventura después de casi dos décadas de trabajo creando animales en escala a tamaño natural ha conseguido ser un referente en el sector. Las aves son su especialidad, aunque también ha dado vida a diferentes mamíferos, reptiles, anfibios e invertebrados.

“El primer encargo que tuve fue para una escuela de naturaleza de Badalona, fueron 61 animales”, rememora Ventura. Desde entonces, cerca de 20 años después, de su taller han salido más de 2.000 piezas y ha conseguido conjugarse un nombre propio en un sector al que pertenecen pocos artistas en España, aproximadamente entre cuatro o cinco.

El proceso creativo de este turiasonense comienza con la documentación. “Es primordial, utilizo fotografías y vídeos, aunque si es posible intento acceder al animal en vivo y en directo”, afirma. El siguiente paso es elaborar los croquis y planos a escala uno.

Después, comienza a dar forma a las creaciones en su taller, la mayoría en escala real con materiales que ha ido seleccionando por sus propiedades a lo largo de su trayectoria profesional para conseguir las texturas y las formas deseadas. Primero, elabora un volumen general para el que no trabaja con moldes. Después, añade los elementos creando cada una de sus esculturas de manera artesanal, pieza a pieza, pluma a pluma. “El objetivo es que tengan vidilla”, recalca.

“He hecho casi todas las aves de España”, afirma. Aguiluchos, alimoches, búhos, grullas o águilas, son algunas de las tantas especies que ha elaborado, aunque también ha dado forma a jinetas, ornitorrincos, ranas, erizos, linces o incluso osos, obra en la que estuvo trabajando durante tres meses.

Sus creaciones van a parar a centros de interpretación y museos donde se exponen de forma permanente o se utilizan como herramienta o apoyo didáctico de educación medioambiental. Sus obras pueden verse en lugares de toda la geografía nacional (e internacional) como por ejemplo, Cazorla, Riglos, Gibraltar o en el Centro de Interpretación de Agramonte. “He trabajado para todas las Comunidades Autónomas, incluida Canarias, los únicos sitios para los que no he trabajado es para las ciudades autónomas, Ceuta y Melilla”, confirma.

Sin embargo, algunas de sus obras están en manos de particulares o incluso han aparecido en la gran pantalla o en obras de teatro. “Por casualidades de la vida me encargaron hacer una gaviota llena de petróleo para la película de Torrente 3”, recuerda. “También hice un milano real para que presidiera una obra de teatro en Madrid”, comenta.

Asimismo, también ha expuesto de forma temporal. “He hecho una muestra sobre fauna de Andalucía, otra que se titulaba ‘Veneno gota a gota’ o una reivindicativa sobre los problemas de la fauna de la Amazonia que tenía imágenes curiosas como un mono que estaba subido a una señal de tráfico”.

Paco Ventura también suele acudir a ferias para dar a conocer su trabajo. Recientemente ha mostrado su labor en en el Delta Birding Festival. La Feria Internacional de Ornitología (FIO) que se celebra en el Parque Nacional de Monfrague, en la provincia de Cáceres, es otro de los eventos que suele visitar. “Aquí conoces a tus mitos y llega un momento en el que eres tú uno más de ellos”, confirma. Además, puede que asista a la feria más importante del mundo que se celebra en Reino Unido en agosto del próximo año.

“Me está empezando a conocer la gente fuera, sobre todo en el Reino Unido, que es la meca de los artistas de naturaleza. También, Estados Unidos por extensión”, afirma. Su trabajo ha sido publicado en el número de septiembre-octubre de la revista ‘Le Courrier de la Nature’. No obstante, el sector en España no está igual, “no lo tenemos en nuestro ADN”. Aunque “hubo un boom de centros de interpretación, estuve trabajando durante muchísimo tiempo a mediados de los 90. Llegó un momento que casi lo dejo porque no podía más”, explica.

Este decorador de formación ha podido conjugar gracias a su talento dos de sus pasiones, la naturaleza y el arte. “Un decorador que se echó al monte”, como él mismo destaca. El amor por la fauna le llegó de la mano de Félix Rodríguez de la Fuente: “Teníamos la naturaleza en España y no sabíamos que existía, nos la tuvieron que enseñar por televisión”. La fotografía de naturaleza y la pintura son otras de las aficiones que da rienda suelta principalmente como “divertimento”.

Algunos de sus trabajos

Contenido relacionado

2 thoughts on “Paco Ventura, dos décadas dando vida a animales con esencia propia”

Deja un comentario