‘La Gran Jota del Moncayo’, la historia y la tradición de la zona en música

La obra compuesta por José Antonio Bellido fue interpretada por la Banda Sinfónica del Conservatorio Superior de Aragón en el Auditorio de Zaragoza 

‘La Gran Jota del Moncayo’, obra compuesta por José Antonio Bellido, fue interpretada el pasado mes de febrero por la Banda Sinfónica del Conservatorio Superior de Aragón en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza.

“Me basé en la copla que me cantaba un amigo de Alcalá de Moncayo que dice picos, picos del Moncayo”, explica el músico de Ainzón autor de ‘La Gran Jota del Moncayo’. A raíz, de la copla Bellido compuso esta obra que “tiene influencias de todo tipo, como impresionistas o aires, acordes y giros actuales”. Además, “tiene guiños hacia el pasado con escalas exóticas que indican que hubo árabes y judíos en la zona” y también ritmos de dances. Así, ‘La Gran Jota del Moncayo’ recoge la historia y la tradición de esta tierra a través de sus notas.

Esta jota pensada para banda sinfónica y coro fue compuesta en el año 2013 por encargo de la Banda de la Federación Aragonesa de Bandas de Música, aunque finalmente “no se llegó a estrenar en ese momento, ya que se suspendió el concierto por falta de medios económicos”, tal y como explica su autor. No obstante, en el año 2015 la Banda de Música de Gallur acercó al público la obra con su estreno y el pasado mes de febrero llegó al máximo escenario aragonés. La interpretación de la Banda Sinfónica del Conservatorio Superior de Aragón  de esta composición de José Antonio Bellido puede visualizarse en YouTube pinchando aquí. 

José Antonio Bellido

Este músico, compositor y docente natural de Ainzón ha dado vida a una treintena de obras de todo tipo de música para orquesta, coro o canciones más populares. Además, actualmente está trabajando en nuevos proyectos como una obertura para banda sinfónica o una marcha procesional.

Toda una vida dedicada a la música, cuya pasión llegó a través de su abuelo y una trayectoria que comenzó en la banda de Ainzón.

Deja un comentario