La comarca pierde 264 habitantes y sitúa su población en 13.842 personas

Tarazona se queda con 10.538 habitantes, 5.336 mujeres y 5.202 hombresLa Comarca de Tarazona y el Moncayo ha perdido un total de 264 habitantes en un año y su población se ha situado en 13.842 personas, según los últimos datos correspondientes al 1 de enero de 2017 publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Del total de residentes en la comarca a 1 de enero de 2017, 6.983 eran hombres y 6.859 mujeres. Mientras que en 2016 había 14.106 habitantes, 7.145 hombres y 6.961 mujeres.

En Tarazona la población ha experimentado un descenso de 175 habitantes, al pasar de 10.713 en 2016 a los 10.538 del 1 de enero de 2017. De la totalidad de residentes 5.336 eran mujeres, mientras que 5.202 hombres. En la última década la población en la ciudad ha descendido en un total de 453, ya que en el 2007 en Tarazona residían 10.991 personas según el Padrón.

Por municipios, de enero 2016 a 2017 Alcalá de Moncayo ha perdido 23 habitantes y según los últimos datos cuenta con 152 residentes. Esta tendencia también se aprecia en Los Fayos, con 11 vecinos menos al pasar de 147 en 2016 a en 136 en 2017. En Novallas la población ha caído un total de 33 ciudadanos y en el último Padrón la localidad contaba con 838 residentes.

Ocho son los habitantes menos en Vera de Moncayo entre el 2016 y el 2017, siendo un total de 383 vecinos y 375, respectivamente. En Vierlas el descenso fue de 12 residentes, localidad que en el último Padrón computaba 73 ciudadanos.

La demografía de Santa Cruz de Moncayo ha sufrido una pérdida de nueve ciudadanos, el municipio en 2017 contaba con 121 vecinos. Trasmoz en un año ha apreciado un descenso de 10 personas en su Padrón Municipal que en el último publicado según el INE se situaba en 86 personas.

Un leve descenso de dos habitantes se ha apreciado en Malón que a fecha de 1 de enero de 2017 contaba con 349 vecinos. En Litago la población de 2016 a 2017 se ha mantenido con 171 personas.

Aumento de población 

En Añón de Moncayo se ha revertido la tendencia y ha ganado población al pasar de 197 en 2016 a 200 en 2017. El Buste también ha experimentado un aumento de sus residentes, con cuatro más en 2017 y se sitúa en 68 habitantes.

Grisel es otro de los municipios en los que la población ha aumentado, ya que en 2016 habitaban 71 personas y a fecha de 1 de enero de 2017 el municipio contaba con 75 residentes. La demografía de Torrellas ha apreciado un aumento de seis ciudadanos, al pasar de 248 vecinos en 2016 a 254 en 2017.

En Lituénigo el incremento ha sido de una persona al contar en 2017 con 119 personas, al igual que en San Martín de la Virgen de Moncayo que ha aumentado un ciudadano más y según el último informe sitúa su población en 287.

Deja un comentario