La Casa del Traductor abre sus puertas para celebrar el Día Internacional de la Traducción

Profesionales del sector han recordado las labores de la institución y han reivindicado el papel de la traducción

Las charlas han comenzado de la mano de Enrique Alda, coordinador de la Casa del Traductor. En su intervención ha recordado los orígenes de la institución que fue creada de la mano de Francisco Uriz en 1998 y explicó la trayectoria del centro. “Durante el tiempo que fue director la Casa gozó de un prestigio raramente igualado en el resto de casas. Realizó actividades que situaron a la ciudad de Tarazona en el mapa cultural mundial”, destacó Alda haciendo referencia al impulsor de la Casa del Traductor.

El coordinador también evocó la dirección de Maite Solana y Mercedes Corral en este espacio que busca “promover e impulsar todo tipo de actividades relacionadas con la traducción literaria” e “integrarse y participar en la actividad cultura de Tarazona a través de su quehacer y presencia”.

“Tras seis años de práctica inactividad el Consorcio ofertó un concurso público al que me presenté y gané”, mencionó Alda, que llegó en el mes de abril de este año. Desde entonces, varios traductores de diferentes países como Argentina, República Checa o Egipto han visitado el organismo y varios estudiantes de la Universidad San Jorge han realizado prácticas en la Casa del Traductor. Asimismo, Alda ha detallado las labores que ha realizado desde que ocupa el cargo con el objetivo de “recuperar un espacio que pertenece a los traductores”. Alda también ha aprovechado para anunciar las actividades que realizará y/o participará la institución, adelantando que “los días 21,22 y 23 de octubre se celebrarán los primeros encuentros de traductores”. 

El director de la Casa del Traductor, Juan Antonio Fuentes, fue el encargado de enunciar la segunda charla de la jornada de puertas abiertas. En ella, indicó los orígenes del Día de la Traducción coincidiendo con la fecha de la muerte de San Jerónimo y reivindicó el trabajo de los traductores: “Una profesión que se ha vuelto fundamental, tanto por razones demográficas de globalización como de relación entre culturas”.

A lo largo de la mañana de este sábado Ahmehd Abdullatif, traductor de la novela ‘Tonto, muerto, bastardo e invisible’ de Juan José Millas, ha expuesto su trabajo y conocimiento. Además, ha tenido lugar una mesa redonda bajo el título ‘Reflexiones en torno a la traducción: La formación y la profesión’. Tras una comida de fraternidad las actividades continúan esta tarde con ‘Editoriales y Traducción’ de 17.00 a 18.00 horas. El broche de la jornada será ‘El escritor y el traductor’ con Rada Pachovska, Antó Castro, Alfredo Saldaña y Ricardo Díez de 18.00 a 19.00 horas.

Contenido relacionado

Deja un comentario