El CPEPA El Pósito apuesta por la gestión de las emociones

Dentro de este proyecto de innovación educativa una vez a la semana se convoca al alumnado a un taller sobre gestión emocional 

El CPEPA El Pósito de Tarazona apuesta por  la gestión de la emociones, un proyecto de innovación educativa. “Esta iniciativa parte de una convocatoria del Departamento de Educación y Ciencia por la que se daba la opción de que los centros no universitarios con fondos públicos presentasen y desarrollasen proyectos de innovación educativa para el curso 2017-2018”, explica sobre la iniciativa Concha Miana, indicando que desde “el Pósito después de muchos años con experiencia con alumnado adulto hemos visto que hay una serie de carencias a nivel emocional y que vemos fundamental que los alumnos sepan gestionar sus emociones para entender lo que les sucede a ellos y a los demás”.

Dentro de este proyecto una vez a la semana se convoca al alumnado a un taller sobre gestión emocional. Este mini taller semanal de unos 25 minutos de duración tiene un guión muy trabajado por el profesorado en el que intentan enseñar a poner en valor las emociones del día a día como pueden ser la ira, la frustración, el miedo, el amor o la alegría.

En las sesiones utilizan distintos medios de apoyo según las prácticas a desarrollar como pueden ser imágenes o música, e invitamos a la participación sobre qué emociones perciben. De esta manera, se trabaja la identificación de cada emoción. Después ponen en palabras la emoción, ¿qué  sugiere esa música y esas imágenes? Además, hablan sobre situaciones cotidianas que nos llevan a tener miedo. Por supuesto respetando en todo momento la intervención de los asistentes y no forzando la participación.

Más tarde y después de hablar sobre situaciones, los participantes ponen en práctica cómo las emociones pueden ayudar en una mejor toma de decisiones y cómo ajustar las emociones para una mejor conducta acorde a la situación. Por último, hacen una pequeña sesión de cierre de cinco minutos de ‘mindfulness’ centrada en el miedo. para trabajar la atención plena en el momento presente.

Para desarrollar estos talleres en El Pósito reciben formación específica y en base a programas educativos validados por parte de las especialistas Beatriz Marcos Marín psicóloga, doctora en pedagogía, terapeuta y orientadora de la UNED de Tudela y Profesora Asociada de UNIZAR, e Inma Ledesma Máster en educación socioemocional y coach practitioner. Toda la formación adquirida gracias a estas especialistas la ponen en práctica en las sesiones.

Asimismo, desde el centro se dieron cuenta de que las emociones de los adultos invadían en cada momento las aulas y había momentos en los que no entendían diversas reacciones. Surgió entonces la iniciativa de los docentes de introducir una mini sesión de 5 minutos de mindfulness antes de cualquier situación de estrés como exámenes para que el alumnado pueda gestionarla.

A partir de estos talleres, y en lo que se refiere a las emociones, el profesorado del centro educativo está observando cambios favorables en la forma de relacionarse dentro del aula y a nivel de clima. Han podido entender más y mejor a los alumnos y el ambiente del centro ha mejorado considerablemente.

La comunidad educativa del centro de adultos considera que saber las emociones es una necesidad vital en el desarrollo holístico de la persona a lo largo de la vida y que nos convierte en personas positivas, amables o empáticas, y nos facilita afrontar y gestionar nuestras relaciones con los demás.

Deja un comentario