Un detenido en Tarazona por cultivar marihuana en el interior de una finca que no era de su propiedad

Hizo uso de una finca sin conocimiento de sus propietarios que utilizó para el cultivo de marihuana donde se hallaron más de 36 kilos de cogollos en proceso de secado, además de un quad y diversas herramientas procedentes de robos y un can que fue sustraído en Navarra en el año 2015 

A principios del mes octubre el Equipo de Policía Judicial y Equipo Roca de la Guardia Civil de Tarazona, inició una investigación ante la posible existencia de una plantación de marihuana ubicada en el término municipal de Tarazona.

Como resultado de los servicios realizados los agentes lograron localizar una parcela, ubicada en el paraje Samanes de Tarazona, donde se observó desde el exterior y en la parte trasera de la finca, un cercado fabricado artesanalmente en cuyo interior se estaban cultivando más de 120 plantas de cannabis en avanzado estado de crecimiento, encontrándose multitud de ellas ya cortadas.

La Guardia Civil realizó varias gestiones para localizar al propietario del terreno quien comunicó a los agentes que hacía varios años que no la regentaban y que no habían dado permiso para el uso de la misma a terceras personas.

Por todo ello se establecieron diferentes dispositivos policiales para localizar a la persona que estaría haciendo uso de la misma, y que la estaría utilizando para el cultivo de marihuana.  Como resultado de estos operativos el día 31 de octubre la Guardia Civil identificó a una persona que tras permanecer un tiempo en el interior de la parcela la abandonaba en un turismo.  En el registro de los efectos que portaba en el vehículo se localizaron dos cajas de cartón que contenían más de 1.200 gr de cogollos de marihuana, preparados para su venta, hecho por el que se le detuvo.

Tras la detención la Guardia Civil realizó un registro en el interior de la parcela en la que pudo observarse la parte destinada al cultivo de la marihuana, en la que ya habían sido cortadas todas las plantas y que constaba con sistema de riego que se abastecía desde un pozo ubicado en la propia finca.  El terreno contaba con un inmueble utilizado como vivienda en cuyo interior se localizaron multitud de ramas de cannabis en proceso de secado que se encontraban colgadas por diferentes estancias, y en el sótano de la misma se halló el material necesario para realizar un cultivo indoor.



Además, se halló en el terreno, un quad, tapado por una lona, que figuraba como sustraído en Navarra, un can de raza Pastor Alemán, que tras la lectura del microchip, se comprobó había sido sustraído en Navarra en el año 2015, y multitud de herramientas de la que se sospechó pudiese provenir de la comisión de algún robo.

Tras el pesaje de la marihuana incautada esta arrojó un peso de 36, 5 kilogramos de cogollos y se intervinieron los efectos sobre los que se realizaron gestiones para determinar su procedencia, comprobando que varios de ellos provenían de la comisión de un total de 6 robos con fuerza ocurridos en Santa Cruz del Moncayo, San Martín del Moncayo y otras localidades, llevados a cabo en los años 2013 y 2014.

Por todo ello, a este varón de 42 años y vecino de Tarazon, se le imputaron un total de 6 delitos de robo con fuerza, un delito de usurpación de la propiedad y otro contra la salud pública por tráfico de drogas.  Tras quedar a disposición judicial, el día 2 de noviembre,  se decretó su ingreso en el Centro penitenciario de Zuera.

Deja un comentario