ASDEN denuncia vertidos ilegales al alcantarillado de varias empresas del polígono de Ólvega

La asociación ecologista avalan las afirmaciones con estudio de la empresa concesionaria del servicio del municipal de aguas de Ólvega

La Asociacion Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza (ASDEN) denuncia que varias empresas del polígono ‘Emiliano Revilla’ de Ólvega vierten ilegalmente al alcantarillado. Estas afirmaciones son avaladas por los ecologistas con un estudio de la empresa concesionaria del servicio del municipal de aguas de Ólvega, al que ha accedido ASDEN que muestra que varias industrias vertían sin autorización a la red de pluviales del polígono industial.

Según informaciones recibidas por ASDEN-Ecologistas en Acción, avalada por documentación del mes de abril de 2017; la empresa UTE SMA-Ólvega formada por la empresa OCR S.L y Audeca-Elecnor realizó estudios de vertidos, entre el mes de febrero y de marzo de 2017, en la red de pluviales del polígono debido a que se registraban vertidos.

“En estos estudios se detectaron vertidos puntuales de la empresas: Campofrío y Replay Balls, existiendo en este último caso elementos ilegales instalados en la red de saneamiento, a la que también conectaba la empresa Logar”, manifiestan los ecologistas en un comunicado.

Asimismo, desde ASDEN afirman que “esta documentación refrenda las actuaciones del PSOE de Ólvega en el Ayuntamiento a la hora de solicitar información al respecto. Llegando a exigir la dimisión del Alcalde, Gerardo Martínez, tras el pleno del jueves 14 de Diciembre de 2017 porque esté negó la existencia de vertidos ilegales o que incumpliesen la autorización de vertido”. Por ello, señalan que “la representante del PSOE de grupo municipal olvegueño exigiría la dimisión del Alcalde si se demostraba que mentía, como así parece que indica la documentación de la empresa del servicio de aguas poseía”.

“Los vertidos de estas empresas y del polígono desaguan en el ya famoso arroyo de los Caños que fue soterrado al construirse el polígono, y que ya recibió vertidos tóxicos de la empresa Distiller en el año 2012 que no fueron sancionados por la CHEbro”, apuntan los ecologistas en el comunicado, indicando que “este arroyo ha estado contaminado durante años de forma evidente para los propietarios y regantes de las huertas colindantes, pero ha pasado inadvertido para el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León, la Conferencia Hidrográfia del Ebro y la empresa del servicio de aguas”.

FOTO: ASDEN

Deja un comentario